La reflexología podal es una técnica terapéutica basada en la estimulación de puntos sobre los pies, denominados por los especialistas zonas reflejas. Es un método que tiene como objetivo principal activar los poderes curativos del cuerpo.

Supone la aplicación de un masaje manual que aplica presión en áreas reflejas de los pies para producir efectos específicos en otras partes del cuerpo.

No sólo los pies tienen esas zonas reflejas, las podemos encontrar también en las orejas (reflexología auricular), en las manos, en la cara, cuero cabelludo e incluso en el iris del ojo, aunque la práctica más eficaz y más usada es la de los pies.

Si necesitas una sesión y/o quieres experimentar el maravilloso mundo de la Reflexología, ponte en contacto conmigo y buscaremos el lugar y el momento perfecto para ti. Contáctame!