Para empezar por el principio y todo el mundo lo pueda entender de una manera muy rápida y visual, el REIKI es canalización de la energía del universo, por medio de la imposición de manos de la persona que da REIKI .

Una sesión de Reiki puede durar aproximadamente entre cuarenta y cinco minutos y una hora y el paciente permanecerá acostado en una camilla, vestido y descalzo. Durante la sesión se utiliza música suave y aromas como incienso o esencias (aromaterapia). Se colocan las manos sobre una serie de ubicaciones en el cuerpo llamados CHAKRAS o Puntos Energéticos y la Energía Reiki fluye por todo nuestro cuerpo.

Durante un tratamiento, se siente una relajación profunda, una gran sensación de paz, alivio emocional, conexión con tu YO Interior.

Esto ayuda a que el cuerpo reaccione y emita señales para conocer cuales son las circunstancias, emociones, bloqueos, miedos, insatisfacción, ira, insomnio, estrés , que nos están llevando a la situación actual que tenemos en ese momento.

Si necesitas una sesión y/o quieres experimentar el maravilloso mundo de la Energía Reiki, ponte en contacto conmigo y buscaremos el lugar y el momento perfecto para ti. Contáctame!